Busca tu receta desde este cuadro. Puedes buscar por nombre de receta, por ingrediente...

Mostrando entradas con la etiqueta Menú Confitar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Menú Confitar. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de noviembre de 2016

Solomillo de cerdo confitado

¡Cómo me gustan los confitados! Los alimentos quedan jugoso, tiernos, y dependiendo de los condimentos que utilicemos en el aceite, deliciosamente perfumados.

Hoy os traigo este solomillo de cerdo, que si lo guardáis cubierto con el mismo aceite de confitarlo os va a aguantar bastantes días en la nevera. Podéis acompañarlo de alguna salsa, pero realmente no le hace ninguna falta, por sí mismo ya está lleno de sabor.

Solomillo de cerdo confitado



jueves, 20 de octubre de 2016

Sardinas confitadas - Ollas GM F y G

Una manera deliciosa de cocinar pescado es confitarlo. Queda especialmente jugoso, y mantiene todo el sabor y la textura. Os pongo primero una breve definición de qué es confitar:

“Cocer un género sumergiéndolo en grasa caliente (55-70ºC) y preferiblemente tapado, para que se cocine sin que tome color, por ejemplo conejo, setas, aves, pescado o de pato” 


Conseguir la temperatura adecuada de manera tradicional es algo complejo, necesitamos un termómetro de cocina y vigilar constantemente para subir o bajar el calor. En mi olla programable, simplemente es darle a un botón, programar el tiempo y listo!.

Hoy os traigo estas ricas sardinas, que bien cubiertas con el mismo aceite en la que las hemos confitado aguantan una semana sin estropearse en la nevera. Las podéis consumir tal cual, o utilizarlas para añadir a una ensalada, una coca... como os digo siempre, usad vuestra imaginación!

Sardinas confitadas - Olla GM F y G



Ingredientes:

1 kilo de sardinas  (sin cabeza, tripas ni escamas)
1 limón en rodajas
10/15 granos de pimienta negra
5 dientes de ajo pelados y laminados
Aceite suficiente para cubrir las sardinas
2 hojas de laurel
Sal

Elaboración:

Salamos por dentro las sardinas y las colocamos en la cubeta, junto con el limón en rodajas, la pimienta, los ajos y el laurel.

Cubrimos completamente con aceite (importante este punto, nada de poner dos dedos de aceite en la cubeta, el pescado debe quedar completamente cubierto).



Cerramos tapa y con la válvula abierta programamos menú confitar 50 minutos (la temperatura de este menu es de 55º, medido con termómetro).


Cuando haya pasado el tiempo, sacamos las sardinas de la cubeta y las pasamos al recipiente donde las vayamos a conservar en la nevera. Las cubrimos con aceite del confitado y añadimos los ajos laminados y las rodajas del limón.

Las dejamos reposar un día, y listas para consumir. 

Una observación: no esperéis que estas sardinas queden como las que compramos en conserva. Es una preparación completamente diferente,.

miércoles, 27 de abril de 2016

Pechuga de pollo especiada a la antigua - Sous Vide

¿Quién dijo que las pechugas de pollo son una carne seca? Todo depende de cómo las cocinemos. Con la técnica "sous vide", cocción a muy baja temperatura en agua de alimentos envasados al vacío, conseguiréis unas pechugas tan jugosas, tiernas, sabrosas y delicadas como las que os traigo hoy.

¿Qué necesitamos para cocinar así? Lo ideal, un horno "sous vide" o un calentador "sous vide", aparatos que nos permiten controlar la temperatura con oscilaciones de entre 1º y 0'5º, dependiendo del aparato, que generan un flujo constante de agua para homogeneizar la temperatura en todo el voumen del agua y que pueden programarse por un período prolongado de tiempo. Consumen muy poca energía eléctrica y el resultado es muy profesional. 

A falta de un aparato de estas características, llevo experimentando esta técnica desde que tengo mi olla programable GM F. Sus menús confitar y escalfar me han servido hasta ahora para tratar de emular este tipo de cocina, con bastante buen resultado, como es el caso de estas pechugas. El menú confitar alcanza lo 55º constantes, y el menú escalfar oscila entre 65º y 75º (temperaturas medidas por mí mediante una sonda). Pero echo en falta la precisión de los aparatos realmente "sous vide", el poder trabajar a menos temperatura, el control exacto de los grados y el movimiento constante del agua. Aún así, estoy obteniendo resultados bastante aceptables como podéis comprobar hoy con esta Begoreceta.

La gran noticia es que acaba de salir al mercado un calentador "sous vide" de una firma española, a un precio bastante asequible, con características profesionales, y del que os daré más noticias en breve ;)

Después de este rollo, os dejo ya con la Begoreceta de la pechugas.

Pechuga de pollo especiada a la antigua



Ingredientes:

1/2 pechuga de pollo por persona
Mostaza a la antigua
Tomillo
Romero
Albahaca
Pimienta negra recién molida
Sal
Ajo y perejil picados
Agua

Elaboración (olla GM F):

Limpiamos bien las pechugas de grasa y las pincelamos con mostaza a la antigua en toda su superficie.

Las introducimos en una bolsa para envasarlas al vacío (NOTA: si aún no tienes envasadora, para esta receta puedes usar una bolsa de congelación con sistema ZIP LOCK).



Agregamos el tomillo, romero, la albahaca, la pimenta, ajo y perejil, la cantidad a nuestro gusto. Si estamos utilizando envasadora, envasamos al vació cada bolsa. Si estáis usando las bolsas de congelacion, cerradlas tratando de sacar la mayor cantidad de aire posible, de manera que la bolsa quede lo más pegada que podáis a la superficie de la pechuga.

Introducimos las bolsas en la cubeta de la olla y las cubrimos con agua.

Cerramos la tapa, dejamos abierta la válvula y programamos menú confitar 150 minutos.




En este momento tenemos dos opciones. Si las vamos a consumir al momento las sacamos de la bolsa y las doramos en una plancha bien caliente, o en Cecofry. Loncheamos y servimos. Yo las he acompañado con puré de patatas y ketchup, ambos caseros.



Si las queremos utilizar en otro momento, cuando termine la cocción inmediatamente sumergimos las bolsas en um bol con agua fria, incluso con cubitos. Las podemos congelar tal cual están o mantenerlas en la nevera 1 o 2 días. Cuando vayamos a utilizarlas, lo ideal es regenerarlas usando otra vez el menú confitar con agua durante al menos media hora, y a continuación dorarlas.












martes, 8 de marzo de 2016

"Saltimbocca" de secreto ibérico "sous vidé"

Necesitaba encontrar alguna receta realmente especial para cocinar el maravilloso secreto ibérico que compré el otro día con la promoción de Lolamarket, y curioseando por Internet me encontré esta receta. Según la iba leyendo me iba encantando. Tiene todo lo que estaba buscando, es original, sabrosa, tiene buena presentación y además utiliza la técnica "sous vidé" de la que soy gran seguidora.

El viernes por la noche saqué mi envasadora y me puse manos a la obra. El tiempo total de elaboración ha sido de 42 horas, y el resultado juzgarlo vosotros mismos por esta foto:

Saltimbocca de secreto ibérico "sous vidé" (cocción a baja temperatura)


Ingredientes:

Secreto ibérico, una pieza de aproximadamente 800 gramos.
Jamón serrano de la mejor calidad que podáis
Salvia fresca, dos hojas por ración
1/2 vaso de vino blanco
Sal

Imprescindible para esta elaboración: una envasadora al vacío

Elaboración:

Limpiamos lo más posible de grasa la pieza de secreto ibérico, y reservamos la grasa que vamos quitando. Cortamos la pieza en trozos uniformes equivalentes a una ración.

Cada trozo lo salpimentamos y lo envasamos al vacío. Los retales de grasa que hemos sacado al limpiar la pieza los envasamos también en otra bolsa y los guardamos.



Ponemos 3 litros de agua en la cubeta de nuestra olla programable modelo F. programamos menú confitar (este menú trabaja a 55º, la temperatura perfecta para este plato) el máximo de tiempo que nos permite (990 minutos, 18 horas) y metemos las bolsas con los filetes de secreto ibérico. Cerramos la tapa con válvula abierta. Cuando termine el tiempo, volvemos a programar otras 18 horas. Al finalizar estas 36 horas, programamos de nuevo otras 4 horas más.


Al completarse las 40 horas de cocinado, sacamos las bolsas de la cubeta. Las abrimos y recogemos el jugo que ha sacado la carne en un bol.


Secamos con papel de cocina la carne y ponemos dos hojas de salvia y una loncha de jamón sobre cada una.



Calentamos una tartera e introducimos la grasa que teníamos reservada hasta que se funda lo más posible, teniendo cuidado de que no llegue a quemarse.


Cuando esté derretida vamos cocinando la carne, poniéndola primero por la parte del jamón serrano durante 1 minuto, le damos la vuelta y cocinamos 1 minuto más.


Añadimos el vino blanco a la tartera y desglasamos, incorporando a continuación el vino blanco. dejamos reducir un par de minutos y servimos la carne con esta salsa por encima.

Como acompañamiento yo puse ratatouille.