Busca tu receta desde este cuadro. Puedes buscar por nombre de receta, por ingrediente...

lunes, 4 de enero de 2016

Roscón de Reyes

Hay muchísimas recetas de este dulce tradicional en la Red, pero para mí, la más sencilla y de mejor resultado de todas las que he probado (y os prometo que han sido unas cuantas) es la de mi amiga Pilar, más conocida en la blogsfera como "Padawan".

Aquí encontráis su receta original, y a continuación os dejo cómo la he adaptado yo a mi robot y sobre todo a mis tiempos. La fermentación retardada en nevera es lo que más cómodo me resulta para poder organizarme, y el resultado es muy  bueno. Espero que este año disfrutéis de una buen Roscón de Reyes casero!


Roscón de Reyes


Ingredientes:

500 gr. harina de fuerza
100 gr. mantequilla a temperatura ambiente
100 gr. azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
5 gr. sal
8 gramos levadura seca de panadería
Ralladura de un limón
Ralladura de una naranja
180-250 gr. leche a temperatura ambiente ( si es la primera vez que lo haces, pon solo 180 gr.)
1 cucharada aroma de azahar

Para adornar:

1 huevo
Frutas escarchadas
Azúcar
Elaboración:

Ponemos en la cubeta de la amasadora (en mi caso Cecomixer) primero los sólidos y a continuación los líquidos.

Amasamos en V1 durante 10 minutos. Si vemos que la masa sigue muy líquida, seguimos dando amasados cortos de 10 minutos con un reposo de otros 19 minutos entre ellos. No añadáis más harina. En mi caso, mi amasadora cuando lo necesita sube sola a la V2.

Sacamos la masa de la cubeta y hacemos una bola con ella. La ponemos en un bol aceitado, tapamos con un paño y dejamos reposar durante al menos 1/2 hora.

A continuación, pasamos el bol a la nevera y la dejamos en frío 24 horas.

Pasado este tiempo, sacamos la masa de la nevera y dejamos atemperar.

Formamos el roscón dejando bastante espacio en el centro para que al subir no se nos cierre. Como véis, yo he formado los roscones ya sobre una hoja de papel de horno para que me sea más fácil pasarlos después a la bandeja de horno.



Dejamos fermentar hasta que doblen su volumen, pintamos con el huevo batido y adornamos con las frutas escarchadas y el azúcar. El azúcar la ponemos en una taza y la mojamos con un poco de agua para que haga grumitos.

Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante unos 20 minutos (vigilad que no se os quemen!)

Una vez horneados y frío, podemos partirlos y rellenarlos como más nos guste.





No hay comentarios:

Publicar un comentario