Entradas recientes

Buscar en este blog

Callos con garbanzos - Slowpot

 Si hay alguna receta que se preste a la cocción lenta y reposada es ésta.

Los callos con garbanzos tienen que quedar melosos, firmes al morder pero no duros, los garbanzos mantecosos y la salsa con cuerpo y mucho sabor.

Probad a hacerlos en la cubeta slowpot, os prometo que vais a necesitar más de una barra de pan.

Callos con garbanzos - Slowpot




Ingredientes:




1 kilo y 1/2 de callos, preferiblemente con morro y pata
300 gramos de garbanzos remojados 12 horas
2 chorizos frescos
1 morcilla de ceolla
1 cabeza de ajos
1 trozo de jamón
2 hojas de laurel
1 cebolla
10 clavos de olor pinchados en la cebolla
1 cucharadita de pimentón picante
1 cucharada de harina
Cayenas al gusto

Elaboración:

Empezamos por hervir los callos para espumarlos y blanquearlos. Este paso es muy importante para que queden perfectamente limpios.



Para ello, los ponemos en cualquier cubeta en nuestra olla con abundante agua y programamos menú turbo 10 minutos. Cuando termine despresurizamos, escurrimos y los pasamos por agua fría dos o tres veces.


Colocamos en nuestra cubeta slowpot todos los ingredientes menos los garbanzos, cubrimos con agua y programamos menú lento 110º.

Cuando empiece a hervir incorporamos los garbanzos y bajamos a 90º función ECO activada. Ponemos la tapa y programamos 10 horas.




Cuanto termine el tiempo sacamos la cubeta de la olla y rescatamos la cebolla y la cabeza de ajos. Cortamos en rodajas los chorizos y la morcilla y desechamos el jamón, porque habrá quedado seco y fibroso. Pelamos los ajos y los colocamos junto con la cebolla en un recipiente junto con un cazo de caldo. lo trituramos con una batidora y reservamos.

En otra cubeta ponemos un poco de aceite y programamos menú sofreír. Cuando el aceite esté caliente añadimos la harina y tostamos hasta que oscurezca. En este momento incorporamos el pimentón, damos unas vueltas y rápidamente para que no se queme agregamos la pasta que habíamos reservado y un cazo más del caldo de los callos.

Dejamos que de un hervor y vertemos en la cubeta slowpot sobre los callos con garbanzos.

Colocamos de nuevo la cubeta en la olla y programamos menú lento 110º 40 minutos.

Servimos y comemos bien calientes.

Arroz con leche - Slowpot

Tenía ganas de probar a hacer algo dulce en la cubeta slowpot, y al final me he decidido por este rico arroz con leche.

La cocción lenta permite que el arroz suelte poco a poco todo su almidón, resultando en un plato muy cremoso.

Esta receta me gusta particularmente porque se realiza en un solo paso, no hay que infusionar previamente la leche ni añadir el azúcar al final. Me encantaría que la probáseis en casa y me dejáseis en comentarios vuestra opinión.


Arroz con leche - Slowpot




Ingredientes (4 personas):

1 taza de arroz
5 tazas de leche
1/2 taza de nata
3/4 taza de azúcar
La piel de 1/2 limón
1 rama de canela
1 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:

Colocamos todos los ingredientes en la cubeta slowpot y programamos menú lento SIN ECO 120 minutos.

Cuando termine, sacamos la cubeta de la olla y sin destapar la dejamos reposar al menos una hora más antes de pasar el arroz a un recipiente y meterlo en la nevera.




Mermelada de tomate - Slowpot

Otro gran descubrimiento en esta cubeta, las mermeladas. Sin preocuparnos de ellas, sin remover... Sólo ponemos los ingredientes, programamos, y nos olvidamos hasta que termine.

Después un colador, un pasapurés, unos tarritos monos y a disfrutar consumiendo nuestras propias mermeladas y a quedar como reyes regalándolas.

Hoy os traigo esta estupenda mermelada de tomate, perfecta para acompañar unas tostadas con mantequilla en el desayuno. Pero os sugiero que la probéis acompañando un queso cremoso, tipo brie, camembert o rulo de cabra. ¡Una delicatessen!

La mayor dificultad de esta mermelada va a ser  encontrar unos buenos tomates. Buscad que estén muy maduros, redonditos y cuanto más carnosos mejor.


Mermelada de tomate - Slowpot




Ingredientes:

1 kilo de tomates
1/2 kilo de azúcar
El zumo de 1 limón

Elaboración:

Pelamos los tomates y los partimos en trozos quitando todas las pepitas que podamos.

Los colocamos en la cubeta, añadimos el azúcar y el zumo de limón y removemos bien.


Programamos menú lento 90º función ECO 10 horas.


Cuando termine, lo colamos y lo pasamos por el pasapurés.






Pollo agridulce con sésamo - Slowpot

Esta cubeta me está dando muchas alegrías. Hoy os traigo una receta con aire oriental, unas riquísimas pechugas de pollo con sésamo que os van a sorprender, por lo jugosas y por la intensidad del sabor. Y además, receta sin complicaciones, sin sofritos previos... Mete todo junto en la cubeta, programa y ¡deja que haga su magia!

Nosotros la presentamos sobre una cama de noodles y con guarnición de verduras salteadas, pero quedará muy rica también con arroz, por ejemplo.

Pollo agridulce con sésamo - Slowpot




Ingredientes (4 personas):

3 medias pechugas de pollo troceadas
200 ml. de miel
100 ml. de salsa de soja
100 gr. de cebolla troceada 
50 ml. de ketchup
2 cucharadas soperas de aceite
2 dientes de ajo troceados
2 cucharaditas de maizena disueltas en un poco de agua fría
Semillas de sésamo
Sal y pimienta negra molida al gusto 
Opcional: escamas de pimentón

Elaboración:

Salpimenta el pollo y colócalo en la cubeta slowpot.

En un bol vamos poniendo la miel, la salsa de soja, la cebolla, el ajo, el aceite y las escamas de pimentón. Mezclamos bien hasta que esté todo integrado.


Lo ponemos en la cubeta sobre el pollo y removemos bien.


Programamos 4 horas menú lento 90º ECO activado o 2 horas menú lento SIN ECO.



Cuando termine, sacamos el pollo de la cubeta, y a la salsa le añadimos la maizena disuelta en un poquito de agua. Programamos menú lento 110º sin la tapa hasta que veamos que la salsa espesa.

Añadimos el pollo y dejamos que de un hervor todo junto.

Servimos acompañando de noodles, arroz, verduras...


Cocinando como las abuelas

Lo rico que está este pisto hecho despacito, a fuego muy lento, como nuestras abuelas.

La cubeta slowpot junto con el menú lento de mi olla programable han conseguido este plato, lleno de color y de sabor.



Ingredientes:

2 cebollas grandes
3 calabacines
2 berenjenas
3 ó 4 pimientos verdes
1 kilo de tomate triturado
Aceite
Sal
1 cucharadita de azúcar

Elaboración:

Pelamos los calabacines y las berenjenas, y picamos todas las verduras en trocitos.

Ponemos un fondo de aceite en la cubeta de la olla o en la de la Cooker 8 en 1. Si usamos la olla, programamos menú freír (modelo D) menú sofreír 160º (modelos E, F y G).

Vamos sofriendo la verdura, primero la cebolla hasta que empiece a tomar color. La retiramos y ponemos en un recipiente para que escurra el aceite sobrante.

A continuación hacemos lo mismo con los pimientos, y después con los calabacines y las berenjenas.

Cuando ya tengamos toda la verdura sofrita y escurrida la colocamos en la cubeta slowpot junto con el tomate triturado, sal al gusto y la cucharadita de azúcar.



Programamos menú lento 90º SIN la función ECO 3 horas. Pasado el tiempo destapamos y programamos de nuevo menú lento, 110º sin función ECO aproximadamente 3/4 de hora más, o hasta que veamos que el tomate está frito y ha reducido el líquido.

Costillas barbacoa - Slowpot

Hoy os traigo otro clásico de esta técnica de cocinado, las costillas barbacoa.

¡Imprescindible utilizar una salsa barbacoa de buena calidad!


Costillas barbacoa - Slowpot




Ingredientes (4 personas):

2 costillares de cerdo frescos

1 bote de salsa barbacoa de buena calidad

Mezcla de especias a vuestro gusto

Azúcar moreno

Sal

Elaboración:

El día anterior partimos cada costillar en tres trozos y los adobamos  con la mezcla de especias de vuestro agrado y las metemos toda la noche en la nevera.

Cuando vayamos a cocinarlas, calentamos una plancha o la Cooker 8 en 1, rebozamos las costillas en azúcar moreno y las marcamos hasta que caramelice el azúcar.

Las retiramos de la plancha y las embadurnamos bien en salsa barbacoa.

Las colocamos en la cubeta slowpot y programamos 4 horas menú lento 90º SIN la función ECO activada.

Cuando vayamos a servirlas veremos que ha quedado bastante salsa en la cubeta. Podemos reducirla en menú horno y acompañar con ella las costillas.

NOTA: Receta basada en la de Marta Miranda.