Entradas recientes

Buscar en este blog

Los garbanzos, esos adorables "adolescentes" - Slowpot



Cómo cocer garbanzos en la Slowpot y no morir en el intento (o tirar la cubeta por la ventana), y algún BegoTruco.

Ha llegado el momento de recopilar y compartir con vosotros las experiencias, propias y ajenas, de estos meses con nuestra maravillosa cubeta Slowpot, también conocida familiarmente como "La Tortu".

Como siempre, confío en que os sea de utilidad y os animo a seguir participando en el grupo, ¡estamos aprendiendo mucho juntos!

Empezamos esta saga con:

Los garbanzos, esos adorables "adolescentes"



¿Adolescentes? ¡Sí! Por su rebeldía, por su descaro a la hora de saltarse "las normas", y por su adorable ternura cuando por fin conseguimos entendernos con ellos.

Reconozco que soy de las privilegiadas que hasta el momento no he tenido problema con ellos, pero en el grupo "Cocinando con ollas GM y cubeta Slowpot" raro es el día que no aparece algún post con problemas con los garbanzos.

Como ya sabéis soy curiosa, muy curiosa, por lo que he estado varios días buscando por internet opiniones sobre ésto en las ollas tradicionales "slowcookers". Sorpresa... ¡Tienen exactamente el mismo problema! Lo que a algunos usuarios les funciona a la primera a otros no les da resultado. Incluso con la misma marca y modelo de slowcooker vemos discrepancias en los tiempos de cocción, no os digo ya cuando empezamos a mezclar distintas marcas de slowcookers. Ya , ya sé que no es consuelo, pero vamos a intentar desde aquí echaros una mano con nuestras Slowpot.



- El remojo: comprobado por mí, funciona mejor remojar los garbanzos 24 horas, con el agua ligeramente tibia y una cucharadita de sal o bicarbonato.

Y aquí viene el primer Begotruco: cuando remojéis garbanzos poned el doble de cantidad de la que vayáis a utilizar. El resto, a una bolsa de congelación y al congelador. Posiblemente en el siguiente cocido/puchero/potaje os sorprenderá que los garbanzos tardarán menos en estar blanditos. Simplemente tenéis que sacarlos una rato antes de cocinarlos del congelador.

Y por el mismo precio, el segundo Begotruco: si ya habéis hecho varias pruebas y los garbanzos siguen siendo balines, ponedlos en una cubeta normal 10 minutos apenas cubiertos con agua, cerrad tapa y válvula y programad 10 minutos menú Turbo. Después, a la Slowpot.

- La cocción: Siempre, siempre, siempre pondremos los garbanzos en la cubeta cuando el agua/caldo ya esté caliente. Para ello, poned el resto de ingredientes en la cubeta, programad menú lento 110º y dejad que hierva todo durante al menos 1 hora. Aprovechad este rato para espumar el caldo de las posibles impurezas del resto de los ingredientes. A continuación meted los garbanzos, tapad la cubeta con su tapa de cristal y dejad que se cocine durante un mínimo de 10 horas. A mí a 90º sin eco (equivale aproximadamente a ALTA en la slowcookers tradicionales) después de ese tiempo me quedan perfectos, pero aquí empiezan las discrepancias.

El resultado va a depender de tantos factores (dureza del agua, tipo y calidad de los garbanzos - yo utilizo pedrosillanos -) que es imposible dar datos exactos. Vais a tener que probar vosotros mismos qué es lo que mejor funciona. No tengáis miedo de aumentar el tiempo, incluso subid la temperatura a 110º. En cualquier caso, ninguna fórmula es mejor que otra siempre que respetemos la temperatura máxima de 110º (si realmente queremos cocinar con técnica "slow) y que los garbanzos siempre entren en la cubeta cuando el líquido esté bien bien caliente.

Lo más importante: nada de desesperaciones ni de desánimos. Nuestra Tortus están en casa para facilitarnos la vida y regalarnos deliciosos guisos, no para aumentar la venta de Trankimazines.

Como siempre me tenéis a vuestra disposición en los grupos "Begorecetas" y "Cocinando con Ollas GM y cubeta Slowpot" de Facebook, en mi privado de la misma red social, o en el correo begorecetas@begorecetas.com


Albóndigas con tomate con mi toque especial - Slowpot

Muy sanas porque no hace falta enharinarlas ni freírlas previamente, muy cómodas de hacer porque solo es meter todo en la cubeta, programar y dejarla cocinar, y muy ricas!

Albóndigas con tomate con mi toque especial - Slowpot


Ingredientes:

1/2 kilo de carne picada (yo suelo poner mixta de cerdo y ternera)
1 diente de ajo
1 huevo
Perejil fresco
1 rebanada de pan de molde empapada en leche
Harina
Sal

Para la salsa:

Tomate: yo suelo usar tomate frito por mi en casa. Una alternativa es utilizar un bote de 800 gr. de tomate triturado, colado para evitar el exceso de agua. En este caso, añadir una cucharadita de azúcar.
1 cucharadita de salsa Worcestershire
Escamas de pimentón dulce o una cucharadita de pimentón molido
1 cucharadita de salsa de soja

Elaboración:

Formamos las albóndigas y las colocamos en el fondo de la cubeta.

Mexclamos todos los ingredientes de la salsa en un bol y la vertemos sobre las albóndigas.

Programamos menú lento 90º CON ECO 6 horas.

Cuando termine, si l salsa ha quedado muy líquida, quitamos la tapa de cristal y programamos de nuevo menú lento 110º para que evapore, reduzca y espese.

Manzanas especiadas y asadas - Slowpot

No sé ni que deciros de esta receta, porque todo se me queda corto.

El olor en la cocina mientras se estaban haciendo era pura delicia, y cuando llegamos al postre y las probamos... simplemente no hubo palabras. Sólo me faltó un detalle, poner una bolita de helado de vainilla al lado. ¡Para las próximas!

Manzanas especiadas y asadas - Slowpot



Ingredientes:

1 manzana por persona (yo utilizo la variedad Golden)
80 gr. de azúcar moreno
45 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
10 nueces finamente picadas
1/2 cucharadita de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela molida
80 ml. de agua
Vino dulce tipo moscatel o Pedro Ximénez (opcional)

Elaboración:

Descorazonamos las manzanas procurando no llegar hasta el final. Hacemos un corte en la piel con la punta de un cuchillo todo alrededor de la manzana. Reservamos.

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar, la canela, el jengibre y las nueces picadas hasta conseguir una pasta.

Rellenamos las manzanas con esta mezcla, apretando bien hacia abajo.

Las colocamos en la cubeta y ponemos el agua en el fondo.

Programamos menú lento 90º SIN ECO 2 horas y media. Cuando termine el tiempo comprobamos que estén bien cocidas, las sacamos con cuidado de no partirlas y presentamos en un plato de postre. Opcionalmente podemos regarlas con un poquito de vino dulce.




Callos con garbanzos - Slowpot

 Si hay alguna receta que se preste a la cocción lenta y reposada es ésta.

Los callos con garbanzos tienen que quedar melosos, firmes al morder pero no duros, los garbanzos mantecosos y la salsa con cuerpo y mucho sabor.

Probad a hacerlos en la cubeta slowpot, os prometo que vais a necesitar más de una barra de pan.

Callos con garbanzos - Slowpot




Ingredientes:




1 kilo y 1/2 de callos, preferiblemente con morro y pata
300 gramos de garbanzos remojados 12 horas
2 chorizos frescos
1 morcilla de ceolla
1 cabeza de ajos
1 trozo de jamón
2 hojas de laurel
1 cebolla
10 clavos de olor pinchados en la cebolla
1 cucharadita de pimentón picante
1 cucharada de harina
Cayenas al gusto

Elaboración:

Empezamos por hervir los callos para espumarlos y blanquearlos. Este paso es muy importante para que queden perfectamente limpios.



Para ello, los ponemos en cualquier cubeta en nuestra olla con abundante agua y programamos menú turbo 10 minutos. Cuando termine despresurizamos, escurrimos y los pasamos por agua fría dos o tres veces.


Colocamos en nuestra cubeta slowpot todos los ingredientes menos los garbanzos, cubrimos con agua y programamos menú lento 110º.

Cuando empiece a hervir incorporamos los garbanzos y bajamos a 90º función ECO activada. Ponemos la tapa y programamos 10 horas.




Cuanto termine el tiempo sacamos la cubeta de la olla y rescatamos la cebolla y la cabeza de ajos. Cortamos en rodajas los chorizos y la morcilla y desechamos el jamón, porque habrá quedado seco y fibroso. Pelamos los ajos y los colocamos junto con la cebolla en un recipiente junto con un cazo de caldo. lo trituramos con una batidora y reservamos.

En otra cubeta ponemos un poco de aceite y programamos menú sofreír. Cuando el aceite esté caliente añadimos la harina y tostamos hasta que oscurezca. En este momento incorporamos el pimentón, damos unas vueltas y rápidamente para que no se queme agregamos la pasta que habíamos reservado y un cazo más del caldo de los callos.

Dejamos que de un hervor y vertemos en la cubeta slowpot sobre los callos con garbanzos.

Colocamos de nuevo la cubeta en la olla y programamos menú lento 110º 40 minutos.

Servimos y comemos bien calientes.

Arroz con leche - Slowpot

Tenía ganas de probar a hacer algo dulce en la cubeta slowpot, y al final me he decidido por este rico arroz con leche.

La cocción lenta permite que el arroz suelte poco a poco todo su almidón, resultando en un plato muy cremoso.

Esta receta me gusta particularmente porque se realiza en un solo paso, no hay que infusionar previamente la leche ni añadir el azúcar al final. Me encantaría que la probáseis en casa y me dejáseis en comentarios vuestra opinión.


Arroz con leche - Slowpot




Ingredientes (4 personas):

1 taza de arroz
5 tazas de leche
1/2 taza de nata
3/4 taza de azúcar
La piel de 1/2 limón
1 rama de canela
1 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:

Colocamos todos los ingredientes en la cubeta slowpot y programamos menú lento SIN ECO 120 minutos.

Cuando termine, sacamos la cubeta de la olla y sin destapar la dejamos reposar al menos una hora más antes de pasar el arroz a un recipiente y meterlo en la nevera.




Mermelada de tomate - Slowpot

Otro gran descubrimiento en esta cubeta, las mermeladas. Sin preocuparnos de ellas, sin remover... Sólo ponemos los ingredientes, programamos, y nos olvidamos hasta que termine.

Después un colador, un pasapurés, unos tarritos monos y a disfrutar consumiendo nuestras propias mermeladas y a quedar como reyes regalándolas.

Hoy os traigo esta estupenda mermelada de tomate, perfecta para acompañar unas tostadas con mantequilla en el desayuno. Pero os sugiero que la probéis acompañando un queso cremoso, tipo brie, camembert o rulo de cabra. ¡Una delicatessen!

La mayor dificultad de esta mermelada va a ser  encontrar unos buenos tomates. Buscad que estén muy maduros, redonditos y cuanto más carnosos mejor.


Mermelada de tomate - Slowpot




Ingredientes:

1 kilo de tomates
1/2 kilo de azúcar
El zumo de 1 limón

Elaboración:

Pelamos los tomates y los partimos en trozos quitando todas las pepitas que podamos.

Los colocamos en la cubeta, añadimos el azúcar y el zumo de limón y removemos bien.


Programamos menú lento 90º función ECO 10 horas.


Cuando termine, lo colamos y lo pasamos por el pasapurés.






Pollo agridulce con sésamo - Slowpot

Esta cubeta me está dando muchas alegrías. Hoy os traigo una receta con aire oriental, unas riquísimas pechugas de pollo con sésamo que os van a sorprender, por lo jugosas y por la intensidad del sabor. Y además, receta sin complicaciones, sin sofritos previos... Mete todo junto en la cubeta, programa y ¡deja que haga su magia!

Nosotros la presentamos sobre una cama de noodles y con guarnición de verduras salteadas, pero quedará muy rica también con arroz, por ejemplo.

Pollo agridulce con sésamo - Slowpot




Ingredientes (4 personas):

3 medias pechugas de pollo troceadas
200 ml. de miel
100 ml. de salsa de soja
100 gr. de cebolla troceada 
50 ml. de ketchup
2 cucharadas soperas de aceite
2 dientes de ajo troceados
2 cucharaditas de maizena disueltas en un poco de agua fría
Semillas de sésamo
Sal y pimienta negra molida al gusto 
Opcional: escamas de pimentón

Elaboración:

Salpimenta el pollo y colócalo en la cubeta slowpot.

En un bol vamos poniendo la miel, la salsa de soja, la cebolla, el ajo, el aceite y las escamas de pimentón. Mezclamos bien hasta que esté todo integrado.


Lo ponemos en la cubeta sobre el pollo y removemos bien.


Programamos 4 horas menú lento 90º ECO activado o 2 horas menú lento SIN ECO.



Cuando termine, sacamos el pollo de la cubeta, y a la salsa le añadimos la maizena disuelta en un poquito de agua. Programamos menú lento 110º sin la tapa hasta que veamos que la salsa espesa.

Añadimos el pollo y dejamos que de un hervor todo junto.

Servimos acompañando de noodles, arroz, verduras...