Buscar en este blog

Pollo en pepitoria - Slowpot

Sigo investigando tiempos y temperaturas con mi cubeta slowpot. En esta ocasión le ha llegado el turno a uno de los platos tradicionales por excelencia, el pollo en pepitoria.

Si el resultado en la olla GM de manera tradicional es bueno, no os podéis imaginar cómo queda la salsa cocinada lentamente.

Como siempre, recordaos que esta cubeta está indicada para cocciones lentas y prolongadas, no exceder nunca de 110º y realizar los sofritos en otra cubeta.

Pollo en pepitoria - Slowpot



Ingredientes:

1 pollo troceado, o muslos de pollo
3 rebanadas de pan
10/12 almendras
1 cebolla mediana
2 huevos duros
2 dientes de ajo
Azafrán
Aceite
Sal
200 ml de vino blanco seco

Elaboración:

Ponemos un fondo de aceite en una cubeta (no en la slowpot) y programamos menú plancha (modelo D) menú freír (modelo E) menú sofreír (modelos F y G).

Cuando el aceite esté caliente doramos el pollo y lo pasamos a la cubeta slowpot.



En la misma cubeta y mismo menú tostamos las almendras y el pan. 



Cuando empiecen a dorarse las sacamos y las pasamos a un mortero. Añadimos las yemas de los huevos cocidos y las hebras de azafrán y machacamos hasta tener una pasta.


Ahora pochamos la cebolla troceada finamente y los dientes de ajo laminados. Una vez la  cebolla esté blandita agregamos el vino blanco y dejamos unos 5 minutos para evaporar el alcohol.

Incorporamos el majado del mortero y damos unas vueltas para que se integre todo. A continuación volcamos todo sobre el pollo que tenemos reservado en la cubeta slowpot.


Colocamos la cubeta slowpot en la olla, removemos un par de veces y ponemos su tapa de cristal.

Programamos menú lento 90º (modelos E, F y G) 180 minutos.

NOTA: En esta receta no activaremos la función ECO de la olla modelo G porque intentamos emular la función ALTA de las crockpot. Si teneís alguna duda respecto a ésto, consultad esta entrada.

Cuando falten 15 minutos quitamos la tapa y subimos a 110º para que espese la salsa.


Clafoutis de cerezas

Turbo Cecofry 4D es mucho más que una freidora dietética, ya lo hemos dicho anteriormente. Y este fin de semana lo ha demostrado una vez más.

Estamos en plena época de cerezas, y me apetecía hacer un clafoutis pero me daba mucha pereza encender el horno, con el calor que está haciendo en Madrid.

¡Fue una gran decisión utilizar la freidora! En menos de media hora tenía lista la tarta, y no nos ha podido gustar más cómo quedó.

Y si aún no tienes la máquina, te dejo también las instrucciones para hacerla en horno convencional.

Clafoutis de cerezas 




Ingredientes:

250 gramos de cerezas deshuesadas
3 huevos L
80 grs. de harina de respostería
200 grs. de azúcar
300 ml de leche
1/2 cucharadita de levadura química tipo Royal
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
Mantequilla y azúcar para untar la cubeta

Elaboración:

Untamos el fondo y las paredes de la cubeta plana con mantequilla y espolvoreamos abundante azúcar.

Si vas a usar el horno, busca un molde desmontable de 18 cms. y haz lo mismo.

Colocamos las cerezas partidas por la mitad y programamos 5 minutos 200º menú manual.

En horno convencional, precalienta primero 10 minutos, mismo tiempo y temperatura para asar las cerezas.

Mientras tanto batimos el resto de ingredientes y dejamos reposar la masa media hora en la nevera.

Cuando la masa haya reposado, la vertemos sobre las cerezas y programamos 25 minutos menú manual 180º. Si estás usando tu horno, 25 minutos a 200º.




Una vez terminado, desmoldamos y dejamos enfriar.

Decoramos con un poco de azúcar glass y unas cerezas enteras.