Entradas recientes

Buscar en este blog

Mostrando entradas con la etiqueta Cocina sincronizada. Mostrar todas las entradas

Sandwichón nórdico

Esta semana los amigos de Cookpad, portal gastronómico con el cual colaboro desde hace meses, me propusieron ser la anfitriona de su iniciativa "Cocina con directo con Cookpad".



Consiste en proponer una receta en el grupo del mismo nombre de Facebook, e irla realizando juntos los participantes, mientras el anfitrión va dando los pasos uno a uno y subiendo fotos de los mismos (las más atrevidas incluso suben vídeos en directo!).

Por supuesto acepté el reto, y anoche pasamos un rato muy divertido cocinando juntos unos cuantos participantes. La receta que elegí fue el clásico sandwichón, pero esta vez con un relleno poco habitual.

Os la dejo aquí con las fotos que hicimos durante la sesión y un pequeño video en el que he recopilado todos los pasos. Espero que sea de vuestro agrado y que os animéis a participar en posteriores convocatorias.



Sandwichón nórdico



Ingredientes:

8 rebanadas de pan de molde sin corteza
200 gramos de salmon ahumado
2 cucharaditas de alcaparras
1/2 cebolleta
Queso Philadelphia
4 huevos
1/2 vaso de leche
Opcional: un puñadito de nueces picadas



Elaboración:

Picamos finamente la cebolleta y las alcaparras:


Colocamos las rebanadas de pan de cuatro en cuatro, y con con la contratapa de la olla o con un plato si vamos a usar el horno, lo usamos como medida y recortamos las esquinas:




En cuatro de las rebanadas untamos queso Philadelphia, y reservamos:


Batimos los cuatro huevos con la leche:




Engrasamos una cubeta antiadherente, o un molde si estamos usando el horno,  preferiblemente con mantequilla, y colocamos en el fondo las cuatro rebanadas de pan que no tienen queso:


Bañamos con la mitad de los huevos batidos:


Colocamos el salmón, cubriendo todo el pan:


Añadimos la cebolleta y las alcaparras:



Si hemos optado por poner nueces, este es el momento:


Colocamos las rebanadas de pan que tenemos reservadas, con el queso hacia dentro, y bañamos con los huevos sobrantes:


Programamos la olla, menú horno (modelo D) menú horno 140º (modelos E y F), con el cabezal simultáneo a 170º, 15 minutos. Si vamos a usar el horno, 180º precalentado previamente, calor arriba y abajo, y los ultimos minutos encender el grill.



Cuando termine el tiempo, desmoldamos y servimos



Costillas a la barbacoa - Sous Vide

Sigo avanzando con la técnica "Sous Vide" y mi nuevo circulador de inmersión "Sous Vide Chef Cousine". Me está proporcionando muchas alegrías, ¡y a mi familia más!

Hoy os traigo estas sabrosas costillas de cerdo con salsa barbacoa. Tan tiernas que la carne se desprende sola del hueso, y con tan buen resultado al pasarlas al final por la plancha que ya me han pedido que para este sábado lleve un costillar completo a una barbacoa nocturna.


Costillas a la barbacoa - Sous Vide




Ingredientes:

1 costillar de cerdo
Mantequilla
Sal
Salsa barbacoa (en casa nos encanta la "falsa barbacoa" casera, teneís aquí la receta)

Elaboración:

Vamos calentando el agua a 75º, y mientras tanto embolsamos al vacío las costillas partidas en trozos con sal y una nuez de mantequilla.



Una vez preparadas las bolsas y el agua a su temperatura las sumergimos en el recipiente. Cocinamos durante 24 horas.

Terminado el tiempo tenemos dos opciones:

Si no las vamos a consumir en el momento, (cocción indirecta) sumergimos las bolsas en un baño de agua fría con hielo al 50% el tiempo necesario para alcanzar una temperatura de 4º. Este procedimiento, que se conoce por el nombre de abatir la temperatura, es fundamental para pasteurizar los alimentos y evitar contaminaciones y posteriores intoxicaciones. Una vez enfriadas podemos mantenerlas en la zona 0º de nuestro frigorífico durante un máxima de 6 días, o en el congelador hasta 6 meses.  En otra entrada profundizaré más en la importancia de realizar bien este paso. Cuando vayáis a consumirlas, las sacamos al menos 12 horas antes del congelador y las pasamos al frigorífico para que se descongelen lentamente. Las regeneramos introduciendolas de nuevo en el baño sous vide a la misma temperatura que las cocinamos unos 10/15 minutos.

Si las vamos a consumir en el momento, (cocción directa), las sacamos de la bolsa recuperando el líquido (es un estupendo fondo de carne que podemos utilizar en posteriores preparaciones. Si lo congeláis en cubiteras os será muy práctico echar mano de él en cualquier momento).





Untamos las costillas con la salsa barbacoa y las pasamos por la plancha muy caliente, el tiempo justo para dorarlas por los dos lados (no más de 2 minutos por cada uno).


Ya sólo queda acompañar nuestras costillas con una buena ensalada o como en nuestro caso, con una patatas asadas con chimichurri en Cecofry.... y chuparse (literalmente) los dedos!


En este caso además hemos puesto en práctica de nuevo nuestra "Cocina Sincronizada". Ana Oliveres os muestra en esta entrada de su blog otra versión de este plato


Costillas de cerdo con chimichurri - Sous Vide




Albóndigas agridulces

Curioseando por páginas de recetas extranjeras, me encontré con estas estupendas "Sweet and sour meatballs" y fue un flechazo inmediato.

Se tarda muy poco en hacerlas, y quedan de cine!

Por supuesto, yo utilicé el ketchup casero que hice hace unos días en la receta de #cocinasincronizada con Ana Oliveres y quedó una salsa agridulce muy muy rica. Queda apuntada para posteriores Begorecetas!

Lo acompañé con un molde de arroz de guarnición, receta que también podéis encontrar en este blog.

Albóndigas agridulces



Ingredientes:

1 kilo de carne picada (yo para albóndigas suelo usar mixta de ternera y cerdo)
2 huevos
1 cebolla muy picada
1 diente de ajo muy picado
1 cucharada de perejil picado
Pan rallado
Sal y pimienta al gusto
1 taza de agua fría
1/2 taza de vinagre blanco
1/2 taza de ketchup (preferiblemente, casero ;) )
2 cucharadas soperas de Maizena
1 taza de azúcar moreno
2 cucharadas soperas de salsa de soja

Elaboración:

Mezclar la carne picada con los huevos, la cebolla, los dientes de ajo, el perejil y pan rallado, el suficiente para compactar la elaboración.

Formamos las albóndigas y las freimos en Cecofry, previamente precalentada 3 minutos, con un disparo de aceite 3 minutos por cada lado. Reservamos en la misma cubeta..

En un bol mezclamos el agua con el vinagre, el ketchup, la Maizena, el azúcar y la salsa de soja.

Cuando tengamos todo bien integrado, bañamos las albóndigas con esta salsa y programamos 10 minutos nuestra Cecofry.

Emplatamos con un molde de arroz como guarnición.

Ketchup casero

Curioseando por la magnífica web de Marta Miranda, crockpotting.es ,  encontré esta receta de ketchup casero. Me llamó mucho la atención, porque mi hijo es adicto al ketchup, y llevo tiempo pensando en hacerlo en casa para intentar bajar el consumo de colorantes y conservantes.

Ella lo realiza en su crockpot, un tipo de olla que se caracteriza por las cocciones muy lentas que consiguen una gran concentración de sabores entre otras cosas. He buscado por internet la temperatura que más o menos alcanzan estas ollas en sus dos posiciones, alta y baja, y pensé que los menús escalfar y confitar de mi olla GM modelo F podían acercarse bastante.

Lo hable con mi amiga Ana Oliveres, con la que ya en alguna ocasión he cocinado a dos bandas, y le encantó la propuesta. Hemos hecho dos versiones, la de ella sin sal ni pimienta pero con tomates naturales, y la mía con tomate triturado de bote. Próximamente veréis más recetas de nuestra #cocinasincronizada.

Hoy nos hemos puesto manos al ketchup, y este es el resultado. Rico de verdad, con la consistencia y textura perfectas, y mucho más sano que el industrial!

Os pongo el enlace a la video receta de Ana, y a continuación la receta escrita. Me encantará que os animéis a probarlo, y que después me dejéis en comentarios vuestra opinión!







Ingredientes:

1kg de tomates maduros u 800g de tomate triturado o pulpa de tomate
50g de concentrado de tomate
1 cebolla
2 ajos
75ml de vinagre de Jerez
1 cucharadita de pimentón dulce
2 cucharadas de mostaza
4 cucharadas (40g) de azúcar moreno
Pimienta negra recién molida
Sal

Elaboración:

Si utilizas tomate natural, elimina la piel del tomate y trocéalo. Si usas tomate triturado, asegúrate de que no tenga un exceso de agua. Si tamizas y eliminas líquido, que la cuenta final sean siempre 800g.

Pica el ajo y la cebolla en trozos muy finos. Yo lo he hecho en Cecomix, V4 6 segundos.

Coloca el tomate, el tomate concentrado, la cebolla y el ajo en la olla y cocina durante 4 horas en menú escalfar con la tapa puesta válvula abierta. Nuestra olla en este menú sólo llega a 99 minutos, por lo que tendrás que estar pendiente, programar un ciclo completo dos veces y un tercero de 42 minutos.

Pasado el tiempo de cocción, tritura el tomate con una batidora. En mi caso, con Cecomix, 60 segundos velocidad progresiva 7-10.

Añade la mostaza, el vinagre, el pimentón, el azúcar moreno, la sal y la pimienta, y remueve.

NOTA: Cuidado con la sal! No pongáis demasiada, el ketchup tiene que tener su sabor dulzón característico. En cuanto al azúcar, yo añadí dos cucharadas más porque estaba un poco ácido todavía. Id probando y ajustad las cantidades a vuestro gusto.

Cocina con la olla tapada en menú lento 110º (el menú lento trabaja habitualmente a 90º, subimos la temperatura en este caso para que empiece la cocción con fuerza) hasta que el tomate empiece a hacer chup chup (10/15 minutos). Deja la tapa entreabierta o sustitúyela por una tapa con agujeros de las típicas para sartén –para que evapore y la salsa se concentre– y cocina durante tres horas más a 90º.

Al finalizar la cocción he esperado a que enfriara un poco y lo he vuelto a pasar por Cecomix para que quedase más fino. 30 segundos velocidad progresiva 7-10.

Embotella o guárdala en un recipiente cerrado y deja pasar dos días antes de utilizarla para que los aromas se reposen.